s

Tag Archives: Contrato de alquiler

¿Conoces cuáles son tus derechos y obligaciones al alquilar una vivienda?

Cada vez hay más personas que alquilan una vivienda en España, subiendo los precios de los alquileres y también los problemas legales. Para alquilar bajo las condiciones que abarca la ley y estar seguro con tu contrato, debes conocer cuáles son los derechos que tienes como inquilino y las obligaciones que debe cumplir tu arrendatario.

Tus derechos y obligaciones como inquilino

Al firmar un contrato de alquiler, contraes una serie de derechos y obligaciones sobre esa vivienda. Es importante que los conozcas a fondo para saber cuáles son tus responsabilidades y garantías.

Duración del contrato

La duración del contrato se establece por un mínimo de 3 años, en el que el propietario no puede rescindir el contrato excepto por algunas causas excepcionales que veremos más adelante o por incumplimiento de pago.

Obras de mejoras

El propietario de una vivienda está obligado a realizar mejoras que mantengan unas condiciones mínimas de habitabilidad, además de que tiene que encargarse de daños producidos por factores externos al inquilino o por el deterioro natural de la vivienda.

Los inquilinos deben permitir estas obras mientras vivan allí, excepto que puedan aplazarse hasta el final del contrato. Durante las obras, el inquilino puede percibir una reducción de la renta si alguna parte de la casa queda inhabilitada para su uso.

Recesión del contrato

Luego de los primeros 6 meses de cumplimiento obligatorio, el arrendatario puede desistir del contrato de alquiler con un aviso de 30 días de antelación.

Compra de la vivienda

En el caso que el propietario quiera poner la vivienda a la venta, el inquilino tiene derecho preferencial en la compra al precio que establezca el mercado. S se vende la vivienda a un tercero, el nuevo propietario tiene la obligación de mantener el contrato de arrendamiento.

Fianza e indemnización

Como inquilino, tienes la obligación de pagar una fianza en metálico al inicio del contrato, que no puede superar 1 mes de alquiler. Por otro lado, puede pactarse una indemnización al propietario si se abandona la vivienda antes de los 3 años, pero esto no es obligatorio y sólo tendrá efecto si se lo especifica en el contrato de alquiler.

Pago de los servicios

La obligación del pago de todos los servicios de electricidad, gas y agua corren a cuenta del inquilino, salvo que se indique lo contrario en el contrato. Los gastos de comunidad recaen generalmente sobre el propietario, aunque puede abonarlos el inquilino si en el contrato así lo establece.

Pago de la renta

El arrendador tiene la obligación de pagar la renta mensual pactada en los primeros 7 días de cada mes. Dentro del contrato puede pactarse una revisión del precio de la renta cada año de contrato, pero en caso contrario se mantendrá el mismo monto por los 3 años.

Las principales obligaciones del arrendatario

Como propietario de la vivienda, hay algunos derechos que puede ejercer como hemos podido ver en los anteriores apartados. Pero el arrendatario también tiene obligaciones, que son las siguientes.

Devolución de la fianza

Cuando finaliza el contrato, debe devolverse la fianza completa si no hay daños en la vivienda o deudas con las compañías de servicios. La devolución debe darse en un plazo máximo de un mes y si no se hiciera, el inquilino puede reclamar intereses.

Prorrogación del contrato

Al cumplirse los 3 años, el contrato se renueva automáticamente por un año más salvo que se realice un preaviso de cualquiera de las partes 30 días antes del vencimiento.

Recesión del contrato para uso personal

Luego de 1 año de contrato el propietario puede rescindirlo con un aviso de 2 meses de antelación si necesita la vivienda para sí mismo, familiares o cónyuges.

Estos derechos y obligaciones de cada una de las partes en un contrato de alquiler pueden verse reflejadas en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Si alguna de estas cláusulas se incumple, la parte afectada puede solicitar el fin del contrato o una resolución por vía legal.

Es importante siempre contar con un contrato de alquiler firmado por ambas partes que cuente con toda la información clara y detallada sobre los acuerdos del arrendamiento. Si necesitas asesoramiento con tu contrato de alquiler como inquilino o propietario, en Valls Guiu tenemos profesionales del ámbito Inmobiliario que podrán ayudarte a resolver tus conflictos.

¿Qué debemos tener en cuenta para alquilar una vivienda?

Los alquileres de vivienda están a la orden del día. Es un proceso sencillo sí se siguen los trámites legales para formalizar un contrato. Estos son los pasos a tener en cuenta antes de alquilar una vivienda.

¿Qué es el contrato de alquiler de vivienda?

Los alquileres cada vez son más habituales en la actualidad. Los jóvenes no tienen suficiente dinero como para hipotecarse o comprar una casa y deciden en la mayoría de los casos alquilar una vivienda que les permita independizarse. Los precios de los alquileres han subido en los últimos años, aunque este tipo de vivienda sigue aumentando.

 

Un contrato de alquiler es un acuerdo entre dos partes, el arrendador (propietario) y el arrendatario (inquilino). El arrendador es el propietario de la casa y el arrendatario el que desea alquilarla. En este acuerdo el arrendador se compromete a cumplir con una serie de obligaciones y el arrendatario a otras distintas.

No obstante lo anterior, es importante antes de firmar el contrato, tener en cuenta una serie de circunstancias.

Al estar viviendo en una propiedad alquilada no podrás realizar cambios en la vivienda sin notificarlo al casero y que éste acepte.

Un contrato de alquiler es necesario para legalizar la situación acordada y proteger el patrimonio y el dinero. Las dos partes están obligadas a tributar por dicho contrato en la declaración de renta.

Antes de firmar el contrato

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos que la persona que alquila la vivienda es el propietario de la misma. Desde el primer momento hay que intentar analizar las condiciones que el contrato recoge, de forma que sea la más beneficiosa posible. Sobre todo debemos intentar estar satisfechos con el precio o renta mensual, además de la duración. Otros puntos a tener en cuenta son los gastos de la comunidad, la luz, el agua o el pago de los arreglos.

En el momento de firmar el contrato debemos contemplar varios aspectos como son la duración, la renta, la posibilidad o no de realizar obras, que ocurre con la fianza cuando hay una avería o cualquier otra circunstancia que requiera de intervención de distintos profesionales ajenos a la relación arrendatario-arrendador. En definitiva, el clausulado del contrato debe ser transparente y sobretodo acorde a la Ley.

Emprendedor pensando

Lo cierto es que por internet se pueden encontrar multitud de contratos de alquiler, pero debemos tener en cuenta que determinado clausulado puede dar lugar a problemas, tanto para arrendadores como  para arrendatarios, llegando incluso a determinarse la nulidad de pleno derecho de algunas.

Es por ello que desde VALLS GUIU ABOGADOS consideramos que a fin de evitar futuros problemas es necesario acudir a un abogado experto a fin de poder redactar con la mayor transparencia y viabilidad las cláusulas del contrato de alquiler. El despacho VALLS GUIU ABOGADOS somos expertos en derecho inmobiliario y le podemos ayudar a resolver cualquier duda. Quedamos a su disposición en el teléfono 93.5959897.